rentabilidad

Oficinas y locales son más rentables que las viviendas para poner en alquiler

Oficinas y locales son más rentables que las viviendas para poner en alquiler 932 704 admin

Las oficinas son la inversión inmobiliaria más rentable en España, según un estudio del portal inmobiliario Idealista que relaciona los precios de venta y alquiler de distintos productos inmobiliarios para calcular su rentabilidad bruta. El análisis del mercado en las capitales de provincia españolas determina que las oficinas dan una rentabilidad del 11,3% y tanto este producto como los locales (9,5%) superan en rentabilidad a las viviendas (7,1%). En Oviedo sucede lo mismo pero en orden inverso de los dos productos más rentables: los locales dan un 9,5% y las oficinas un 7,1%, mientras las viviendas se quedan en el 6,1%.

La rentabilidad bruta de la compra de una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler ha crecido ligeramente durante el tercer trimestre hasta el 7,1% de media nacional, ya que en el tercer cuarto de 2021 el retorno que ofrecía se situaba en el 7%. Aun así, la tasa de rentabilidad se ha reducido si la comparamos con el segundo trimestre de este año, cuando alcanzó el 7,2%. La rentabilidad obtenida casi duplica, en el peor de los casos, las tasas que ofrecen los Bonos del Estado a 10 años (3,3%). En el caso de los garajes, ofrecen una rentabilidad bruta del 6% en el conjunto del país, que se reduce al 5,4 por ciento en el caso de la capital del Principado.

Rentabilidad de la vivienda

Entre las capitales españolas, Murcia es la que resulta más rentable, ya que alcanza el 8,8%, seguida por la ciudad de Lérida con un 8,3%. Con rentabilidades inferiores al 8% se sitúan Huelva (7,7%), Cuenca (7,4%), Santa Cruz de Tenerife (7,3%) y Almería (7,1%). Por el contrario, San Sebastián es la ciudad donde la rentabilidad es más reducida (3,7%), seguida por La Coruña (4,4%), Palma (4,4%), Pamplona (4,6%), Cádiz, Pontevedra y Madrid (4,9% en las tres ciudades). En Barcelona la rentabilidad llega hasta el 5,2%.

Rentabilidad de los locales comerciales

Los locales son el producto que mayor rentabilidad tiene en casi todas las capitales. El mayor retorno se obtiene en Ávila (10,8%), Zaragoza y Murcia (10,5% en ambos casos). Le siguen las rentabilidades de Bilbao y Lérida (10,4% en las dos ciudades), Santa Cruz de Tenerife (10,1%) y Huelva (10%). En Barcelona y Madrid la tasa se sitúa en el 8,6% y 8%, respectivamente.

La Coruña y Albacete son las capitales en las que la rentabilidad de los locales es menor, con un 7,2%. La parte baja de la tabla se completa con Jaén, Salamanca y Pontevedra (7,4% en los 3 casos), Palencia (7,6%), Teruel y Badajoz (7,9% en ambos municipios).

Rentabilidad de las oficinas

Las oficinas de Sevilla presentan el retorno más jugoso entre las capitales, con un 12,6% de rentabilidad bruta. Le siguen Huelva (10,1%), Almería (10%), Toledo (9,8%) y Vitoria (9%). En Barcelona la rentabilidad se sitúa en el 6,9%.

En el lado opuesto, encontramos las rentabilidades de La Coruña (5,9%), Palma (6,4%), Bilbao (6,4%), Madrid (6,5%), Orense (6,6%) y Córdoba (6,7%). El mercado de oficinas no es tan uniforme como el de otros productos, por lo que resulta imposible obtener datos estadísticos de casi la mitad de capitales españolas.

Rentabilidad de los garajes

Los garajes son, en contraposición, el producto menos rentable para el inversor en muchas capitales. La mayor rentabilidad se obtiene en Castellón de la Plana (8,6%), Murcia (8,3%), Barcelona (6,4%), Ávila (6,4%), Toledo, Lérida y Pamplona (6% en los 3 casos). En Madrid la tasa de retorno se sitúa en el 5,1%.

La capital con los garajes menos rentables es Salamanca, con un 2,9%, seguida por Orense (3%), Santander (3,4%), Palencia y Granada (con sendas rentabilidades del 3,5%).

Bartolomé Paños, broker de REMAX CASA ÉLITE

El interés en invertir en el mercado inmobiliario se dispara un 400% en medio año

El interés en invertir en el mercado inmobiliario se dispara un 400% en medio año 1600 1196 admin

Bartolomé Paños: «el pequeño inversor, que busca rentabilidad y seguridad, está refugiándose en la compra de vivienda, que es un mercado con muchas menos fluctuaciones»

 

El mercado inmobiliario se ha convertido en los últimos seis meses en centro de atención preferente de los inversores, ante las incertidumbres que la coyuntura económica y geopolítica están sembrando sobre otros sectores como la Bolsa o los productos financieros. Algunas fuentes, como la plataforma de inversión inmobiliaria Inviertis, cifran el crecimiento del interés de la inversión en vivienda en un 400% desde el pasado mes de noviembre. El broker de REMAX CASA ÉLITE, Bartolomé Paños, explica que «es una situación que se está viviendo a nivel general y Asturias no es ninguna excepción. La inflación disparada, las dudas que no acaban de despejarse sobre la recuperación económica tras la pandemia y, muy especialmente, la guerra en Ucrania están convirtiendo la inversión en Bolsa en una auténtica lotería. Y el pequeño inversor, que busca rentabilidad y seguridad, está refugiándose en la compra de vivienda, que es un mercado con muchas menos fluctuaciones».

En la etapa de la burbuja inmobiliaria, la inversión en el sector inmobiliario podía centrarse en comprar, esperar un tiempo y vender, ya que las subidas de precio eran tan elevadas que la rentabilidad superaba a la de muchos fondos y valores. «Hoy los precios están mucho más controlados, sin que en Asturias hayan recuperado aún los niveles que tenían cuando estalló la burbuja, pero eso, lejos de perjudicar a los inversores, favorece que con un gasto de compra razonable puedan obtener interesantes beneficios poniendo las viviendas en alquiler», argumenta Bartolomé Paños.

La clave para conseguir que una compra de vivienda sea una buena inversión es fijarse ante todo en la rentabilidad que nos puede proporcionar el alquiler con respecto al precio de compra. Uno de los errores más frecuentes que cometen los inversionistas particulares es pretender comprar un piso o casa que les guste a ellos, en vez de los que se alquilan con más facilidad y cuestan menos. Según el broker de REMAX CASA ÉLITE, «el inversor debe fijarse en primer lugar en dónde está la demanda de alquiler, para garantizarse que siempre le va a ser relativamente fácil alquilar la vivienda que compra. En Gijón u Oviedo, los mayores nichos de potenciales inquilinos son gente joven que busca un piso en los barrios que rodean al centro y, en el caso de Oviedo, en las zonas próximas a los centros universitarios. Además son zonas en las que podemos comprar pisos a precios que luego nos pueden dar rentabilidades del 6% e incluso superior. Si cometemos el error de querer comprar en pleno centro porque nos gusta más a nosotros, la inversión necesaria es mucho mayor y el precio del alquiler no sube en la misma proporción, por lo que a lo mejor nos quedamos con un rendimiento del 2 o el 3 por ciento».

El momento para invertir en vivienda «es ahora», afirma Paños. Se une un momento de alta demanda de alquiler con unos precios de compra que permiten prever una buena rentabilidad. Y al mismo tiempo considera que «también es ahora el momento para vender, ya que hay que aprovechar siempre cuando hay compradores en el mercado». El propietario que crea que si espera un tiempo pueden subir los precios se arriesga a que el proceso, ya iniciado, de subidas de tipos de interés afecte a las hipotecas y reduzca sensiblemente la demanda por parte de no inversores.